OBSERVATORIO IUNE. UN INFORME PARA EL SEGUIMIENTO DE LA ACTIVIDAD INVESTIGADORA UNIVERSITARIA ESPAÑOLA

OBSERVATORIO IUNE. UN INFORME PARA EL SEGUIMIENTO DE LA ACTIVIDAD INVESTIGADORA UNIVERSITARIA ESPAÑOLA

El Observatorio IUNE es el resultado del trabajo realizado por un grupo de investigadores pertenecientes a las universidades que integran la «Alianza 4U»: Universidad Carlos III de Madrid, Universidad Autónoma de Madrid, Universidad Autónoma de Barcelona y Universidad Pompeu Fabra. El informe resultante mide la producción del Sistema Universitario Español durante la década 2004-2013 y a través del análisis de una serie de indicadores que permiten ofrecer una información actualizada y fiable sobre la actividad de las universidades públicas y privadas desde distintas facetas. Además, los datos se pueden desagregar también a nivel de institución para 74 universidades.

Las conclusiones que se pueden extraer de este informe son las siguientes:

En este período el número de profesores permanentes ha tenido un incremento del 11%. Por su parte, la producción científica en Web of Science se ha duplicado (pasando de 24.149 documentos en 2004 a 49.325 en 2013). Es decir, que a pesar del estancamiento de la plantilla docente durante los últimos años la producción científica ha ido creciendo. Esto se explica en parte por los requisitos exigidos al profesorado para acreditarse, que les empuja a publicar más en revistas internacionales.

En cuanto a la producción por área temática Ciencias Experimentales continúa siendo el área con mayor producción (un 40% del total) aunque su aportación ha ido descendiendo a favor de otras áreas como Ciencias Sociales y Humanidades.

También se analiza la colaboración científica, es decir, la colaboración entre autores, instituciones y países, que muestra una tendencia creciente. La colaboración internacional ha ido incrementándose, así como la publicación de artículos en multiautoría.

Por otro lado, en cuanto al impacto de las publicaciones, las publicaciones de las universidades españolas han recibido un total de 4.070.514 citas durante esta década. Sin embargo, el número de citas obtenidas en cada año es descendente. La visibilidad de la producción también ha mejorado. En los últimos años el porcentaje de artículos publicados en revistas del primer cuartil (Q1) ha tenido un notable incremento.

El número de sexenios obtenido en los últimos años ha sido usado como indicador de reconocimiento. Si bien se advierte una tendencia creciente en las concesiones (en torno a 6500 anuales), en 2013 se evidencia una importante caída.

En cuanto a la actividad innovadora y producción tecnológica, el número de patentes ha mostrado cifras crecientes, especialmente a partir de 2009. Se han concedido a las universidades un total de 3.657 patentes, lo que representa un crecimiento del 165%.

La competitividad se ha medido a través del número de proyectos obtenidos tanto en convocatorias nacionales (Plan Nacional) como europeas (Programas Marco UE). Los proyectos obtenidos en convocatorias nacionales han decrecido de manera constante mientras que los proyectos de la Unión Europea han mostrado un incremento constante. Esto puede deberse a que en los últimos años, debido a la crisis y a los recortes sufridos en el ámbito científico, la actividad investigadora española ha tenido que orientar la búsqueda de financiación fuera de las fronteras nacionales.

La capacidad formativa se ha medido en función de las becas concedidas para formación en la investigación. Es evidente la caída del número de FPU (ayudas Formación Profesorado Unversitario). Paradójicamente, el número de tesis defendidas se ha incrementado, habiéndose leído en 2013 un 44% más de tesis que en el año 2004. Está por ver la repercusión que tendrá la disminución de contratos predoctorales sobre el número de tesis defendidas en los próximos años.

Se puede ampliar esta información consultando el propio informe en línea: http://www.iune.es/es_ES

Créditos imagen: Drops, por Mamool, licencia CC by nc 2.0
Ranking Web o Webometrics

Ranking Web o Webometrics

El ranking Web Webometrics de universidades es un ranking académico independiente elaborado por el Laboratorio de Cibermetría, del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC. Esta clasificación se publica desde el año 2004 cada seis meses. Suministra información de unas 21000 universidades y está basado en distintos indicadores, centrándose en la presencia e impacto en la web.

Los métodos actuales de evaluación de las universidades presentan diversos sesgos e inconvenientes. Para obtener una correcta clasificación se precisa de procesos muy costosos en recursos y tiempo. La incorporación de indicadores web amplía la difusión de actividades y los resultados de la investigación, sin limitarse exclusivamente a lo que denominamos producción formal: patentes, artículos, informes, etc. Además, con la inclusión de los indicadores web mejora la valoración de disciplinas como las humanidades, las ciencias sociales o las tecnologías, que tradicionalmente han sido relegadas a un segundo plano. La web presenta una serie de ventajas añadidas que la convierten en un instrumento esencial para el mundo académico:

  • Permite el acceso a contenidos académicos desde cualquier parte del mundo, siempre que se tenga acceso a internet. Por el contrario, las publicaciones en papel sólo pueden ser consultadas en el lugar donde se encuentran.
  • A través de la web se puede compartir material multimedia e interactivo y establecer foros de discusión que enriquezcan el debate. Las revistas científicas, por el contrario, presentan un sistema formal rígido en el que no caben estas actuaciones.
  • La web facilita la publicación de todo el material que la institución y el personal produzcan, a texto completo e incorporando elementos que aportan valor añadido.

El ranking Web o Webometrics tiene en cuenta todas estas cualidades y promueve las actividades relacionadas con la publicación en la web académica apoyando las iniciativas de acceso abierto. Mientras los rankings basados en datos bibliométricos fundamentalmente miden parámetros relacionados con la investigación, Webometrics tiene en cuenta indicadores relacionados con la enseñanza, así como la importancia económica de la transferencia de tecnología a la industria, el compromiso con la comunidad e incluso la influencia política.

El objetivo de este ranking web es, por lo tanto, medir la actividad y visibilidad de las universidades como indicadores del impacto y prestigio de éstas. La posición que se tenga en este método de clasificación sintetiza el rendimiento global de la universidad, aporta información para estudiantes y profesores y refleja el compromiso académico con la difusión del conocimiento científico. El ranking se elabora a partir de los datos publicados en la web en abierto, no en las intranets, que son indizados por los motores de búsqueda.

De este modo, los indicadores web de presencia e impacto permiten una evaluación de las actividades universitarias, de los servicios que se ofrecen, de la calidad de la docencia y la investigación y de la importancia de los resultados científicos, tecnológicos, económicos y culturales que son transmitidos a la sociedad.
Webometrics es el resultado de un estudio cuantitativo donde se analizan las webs utilizando fundamentalmente dos tipos de indicadores:

1. Volumen de información publicada.
2. Número de enlaces que otras webs tienen hacia las que son analizadas.

Este ranking también presenta inconvenientes relacionados con las webs de las universidades: en algunos casos, los nombres de las páginas son inadecuados o se producen cambios frecuentes de dominio, también pueden aparecer diferentes nombres de dominio relacionados con la existencia de más de un dominio principal.

Créditos imagen: The Rocket Scientist, por Kevin Dinkel.

e-SpacioUNED entre los mejores repositorios institucionales del mundo

e-SpacioUNED entre los mejores repositorios institucionales del mundo

Con más de 20.000 documentos y un elevado número de descargas, 3 millones y medio en 2014 y más de 11 millones en los últimos 4 años, e-SpacioUNED se ha posicionado entre los 100 mejores repositorios institucionales del mundo, tal y como recoge el Webometrics Repository Ranking.

Pero ¿Qué es e-SpacioUNED?  ¿Por qué es considerado uno de los mejores repositorios? Se trata del repositorio institucional de la UNED mediante el cual, la Universidad presta un servicio a los miembros de su comunidad para la gestión, la preservación, el acceso y la difusión a través de Internet de la producción intelectual resultante de su actividad docente e investigadora.

Todos los archivos que forman parte de dicho repositorio son de acceso abierto. Es más, e-SpacioUNED participa en el movimiento internacional “Open Access” (Acceso Abierto a la información científica financiada con fondos públicos). Dicha iniciativa promueve el acceso libre a través de Internet a la literatura científica, incrementando el impacto de los trabajos desarrollados por los investigadores y contribuyendo a mejorar el sistema de comunicación científica y el acceso al conocimiento.

Sus más de 20.000 archivos, entre los que se incluyen artículos de revistas, tesis doctorales, libros, presentaciones en congresos, materiales docentes, vídeos o trabajos fin de máster, pueden ser descargados desde cualquier lugar del mundo, encontrándose España, Méjico y Estados Unidos a la cabeza en descargas.
Además, e-SpacioUNED , forma parte de las redes de repositorios nacionales e internacionales y sus contenidos son indizados por los principales motores de búsqueda generales, como Google, o especializados exclusivamente en literatura científica, como Google Scholar, el portal europeo de investigación en abierto OpenAIRE, o el portal nacional de acceso abierto RECOLECTA.

Así, entre un total de 3.849 repositorios universitarios, el Webometrics Repository Ranking, iniciativa del Laboratorio de Cibermetría perteneciente al CSIC, a través de una completa y actualizada clasificación, ha situado a e-SpacioUNED entre los 100 mejores.

Créditos imagen: Drops of Web, por Ben Collins, licencia CC by 2.0

El Ranking de Shanghai

El Ranking de Shanghai

El Ranking Académico de las Universidades del Mundo,-Academic Ranking of World Universities, ARWU, o Ranking de Shanghai-,  fue publicado por primera vez en junio del 2003 por la Universidad Jiao Tong de Shanghai (China), y se actualiza anualmente. Aunque existen muchos otros rankings universitarios, este se ha convertido en un referente a nivel mundial para identificar las universidades de investigación consideradas más relevantes.
El Ranking de Shanghai se creó con el objetivo de conocer el posicionamiento de las universidades de China en comparación con las del resto del mundo, sobre todo con las estadounidenses, debido al interés del gobierno chino en colocar un número determinado de sus universidades entre las primeras del mundo. Califica más de mil doscientas universidades cada año y publica las quinientas mejores en su web
El ARWU clasifica a las universidades utilizando seis indicadores objetivos:
Calidad de la docencia:

  • Antiguos alumnos que han ganado premios Nobel y medallas Fields (Medallas internacionales en matemáticas): 10%
  • Profesorado que haya obtenido premios Nobel y medallas Fields: 20%

Calidad del profesorado

  • Número de investigadores altamente citados en 21 materias. 20%
  • Número de artículos publicados en las revistas Nature y Science. Si la institución está especializada en Humanidades y Ciencias sociales, ese apartado no se considera, y el peso de los demás elementos de calificación aumenta para compensar: 20%

Producción investigadora

Número de artículos publicados en revistas indexadas en Science Citation Index – Expanded (SCIE) y Social Sciences Citation Index (SSCI) (solamente valen las publicaciones del año anterior al estudio): 20%

Rendimiento per cápita

  • Rendimiento per cápita respecto al tamaño de una institución. Este criterio se obtiene a partir de los cinco indicadores anteriores combinados, dividiéndolos el resultado entre el número de profesores a tiempo completo.

Este ranking valora principalmente parámetros relacionados con la investigación, midiendo la calidad de la docencia de forma indirecta y dejándola en un segundo plano. Debido a los criterios que evalúa, en general obtienen valores más altos las universidades más grandes y aquellas que destacan en ciencias y medicina, alcanzando valores más altos para los indicadores relativos a la calidad del profesorado y a la productividad científica.
Hace un mes, se publicó la edición 2014 del Ranking de Shanghai, en el que nuevamente Estados Unidos aparece como el país con las universidades de investigación más prestigiosas, Harvard en cabeza, seguida por Stanford, el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), la Universidad de California, Berkeley, Cambridge, Princeton, el Instituto Tecnológico de California (Caltech), la Universidad de Columbia y en el 9º la Universidad de Chicago, que comparte el puesto con Oxford.

En cuanto a España, el ranking recoge doce universidades entre las quinientas primeras publicadas, encabezadas por la Universitat de Barcelona, destacada entre las doscientas mejores del mundo. Este ranking y los muchos otros existentes son útiles porque ofrecen un listado general de universidades excelentes, pero conviene analizarnos con detenimiento, teniendo en cuenta qué miden y cómo lo miden; si emplean encuestas, de qué tipo son y a quién se las hacen, si los indicadores elegidos tienen en cuenta el tamaño de la universidad o son absolutos y, en general, observando si los parámetros establecidos son capaces o no de recoger y evaluar la calidad de la institución del modo más objetivo posible.
En este sentido se enmarca la iniciativa IREG Observatory on Academic Ranking and Excellence , o las revisiones de la EUA , que tienen por objetivo evaluar la calidad de los rankings universitarios para asegurar que estos sigan una metodología rigurosa.
Por último, para tener una visión de la situación de las universidades en el territorio español, también se puede acudir a otros rankings a nivel nacional. A modo de ejemplo, es interesante observar la metodología e indicadores del proyecto u-ranking  que evalúa cuatro grandes ámbitos: docencia, investigación, innovación y desarrollo tecnológico, y dentro de cada uno de ellos, tiene en cuenta los recursos disponibles, la producción obtenida, la calidad y la internacionalización de las actividades, especificados en distintos indicadores.

Créditos imagen: running in the rain, Kristina Alexanderson, licencia CC BY-NC-SA 2.0